A 53 años de la Ley de Sindicalización Campesina


La promulgación de las leyes N°16.625 y su reglamento N°453 del 26 de abril de 1967, junto con la Ley N°16.640 de Reforma Agraria del 28 de julio de 1967 en un periodo corto de siete años, cambiaron toda la situación de injusticia, postergación, analfabetismo y paupérrimas condiciones de vida que teníamos miles de campesinos en el país. Se habrían cumplido 53 años de esta ley el pasado 26 de abril de 2020.

Los principales objetivos de esta ley y su gran importancia han sido:

  1. Permitió la organización de todos los campesinos en tres niveles: comunal, donde se pudieron empezar a formar sindicatos con un mínimo de cien personas; provincial, donde se pudieron formar federaciones sindicales con un mínimo de tres sindicatos; y nacional, donde se podían formar confederaciones a través de tres federaciones provinciales como mínimo.
  2. Dio paso a la negociación colectiva a todo nivel, partiendo por la comuna, ya que el sindicato comunal representaba a los trabajadores de distintos predios en una comuna, hasta un mínimo de cinco trabajadores, quienes nombraban a un delegado ante el sindicato comunal. Por lo tanto, podría haber tantos delegados como comités sindicales afiliados al sindicato comunal.
  3. Financiamiento permanente, administrado por la administración permanente, a través del Fondo de Educación y Extensión Sindical. Con estos fondos se podía capacitar y extender los sindicatos.

Con la actividad del sindicato comunal se consiguió, entre otras cosas:

  • Que se regulara la jornada laboral a ocho horas diarias.
  • Que se pagara el salario mínimo igual al salario industrial, incluyendo en el pago el día domingo como día trabajado.
  • Que se pagaran las horas extraordinarias, a lo más dos horas diarias sumadas a las ocho horas de jornada normal, con el 50% de recargo.
  • Que se pagaran los días feriados legales en tres modalidades: (1) feriado legal de 21 días hábiles, (2) feriado por edad; (3) feriado por días trabajados.
  • Se obligó también a hacer contratos de trabajo y proporcionar una casa higiénica y adecuada para los trabajadores.

Con estos logros podríamos celebrar otro año más de la Ley de Sindicalización Campesina. Sin embargo, un decreto durante la dictadura militar, en septiembre del año 1976 puso término a esta ley. Si esta ley estuviera vigente todavía, cumpliría 53 años de vigencia.








PUBLICACIONES

Nombre de usuario:

Clave de acceso:



Organizaciones
MUCECH

















Confederacion La Voz del Campo

NUEVO SUBSITIO
Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile MUCECH
Av. Portugal 623 Of. 1A, Santiago, Chile   -   Fono: (56-2) 222 65 72   -   Fax: (56-2) 635 15 18   -   E-Mail: mucech@mucech.tie.cl