Se celebró el Día del Campesino 2016, en Calle Larga V Reg. con la Presidenta de la República
Discurso entregado por las Organizaciones Campesinas Nacionales a la Presidenta

CELEBRACION DIA DEL CAMPESINO

Discurso Organizaciones Campesinas, por  Enrique Mellado Espinoza.

Los Andes 27 de Julio de 2016.

Señora  Presidenta de la República, Sra. Michelle Bachelet, señor intendente, señor alcalde de la comuna, señor ministro de agricultura, señor director de Indap, señores representantes de FAO, de OIT, señores y señoras parlamentarios, autoridades presentes, compañeros y compañeras.  Hoy me ha correspondido el alto honor de hablar en este acto, representando al conjunto de las organizaciones campesinas y  pueblos originarios.

Estamos aquí para celebrar el día del campesino, el que coincide y tuvo su origen en la dictación de la Ley de Reforma Agraria N° 16.640, acaecido el día 28 de Julio del año 1967, ley que transformó profundamente las estructuras de la sociedad agraria, de esto hace 49 años.  Pero esta Ley no es la única que tiene que ver con la Reforma Agraria, sino que, además, la reforma comprendió, en su momento, la Ley 16.625 de sindicalización campesina, además, se fijó una jornada laboral de 8 horas, se igualó el salario mínimo agrícola, al salario industrial, se dictó la Ley N° 16.744 de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, se implementaron programas de alfabetización de adultos, por parte  del Ministerio de Educación, se mejoró el nivel de escolaridad, se implementó programas  de Salud, con la creación de postas rurales, se llevó el agua potable a las localidades rurales y se desarrollaron programas  de vivienda, etc., es decir, fue un conjunto de iniciativas legales, que dan sustento a una verdadera reforma en el agro.

Este conjunto de normas, posibilitó no sólo el acceso a la tierra de quien la trabajaba, sino que incorporó al campesino y su familia a la vida social, económica y política de nuestro país; y como lo dijo el Presidente Eduardo Frei Montalva, “Esta Ley tiene para nosotros un sentido claro.  Ella no está inspirada en el odio, sino que tiene como inspiración el afán de justicia”  ¿Por qué hacer justicia?, lisa y llanamente, porque las condiciones sociales de vida y de trabajo de los hombres y mujeres del campo, eran miserables, con jornadas laborales de sol a sol, con salarios ínfimos, con viviendas en pésimo estado, sin letrinas, y, en muchos casos, sin el pago de cotizaciones previsionales; además, de que existían grandes extensiones de tierras mal explotadas.  Por ello, el primer objetivo de la Reforma Agraria, fue el hombre y su familia, y su dignidad como persona y como sujeto central de la vida de Chile, y el segundo objetivo, alimentar a nuestro país. 

En Chile, antes de la reforma agraria, según datos de la CEPAL, el 68,82% de la tierra laborable se hallaba en poder de una ínfima minoría, de un 10,3% de propietarios.  Por ello, se hizo imperativo, dictar la Ley de Reforma Agraria, para mejorar los niveles de vida de los campesinos y aumentar la producción agropecuaria y la producción del suelo, con una distribución justa de la tierra y de los derechos del agua, para  que el campesino se convirtiese en una fuerza social activa en las transformaciones económicas y políticas del país. Por ende la  causal de expropiación fue, la justicia social.

Los artífices de las transformaciones en la agricultura, fueron los  Presidentes Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende G., quienes en conjunto expropiaron 5.809, fundos, equivalentes a 9.965.868 has. Beneficiando a más de treinta mil campesinos Desafortunadamente, el proceso en sí sólo duró 6 años, pues a éste siguió todo un proceso de contra reforma agraria que significó la devolución de muchos predios a sus antiguos propietarios, la asignación de tierras a personas que no eran de los asentamientos, la persecución a los dirigentes sindicales y gremiales, a quienes se les consideró activistas políticos aplicándoles el D.L. 208,dejándolos excluidos de la asignación de tierras, se disolvió a organizaciones sindicales, se les incautaron sus sedes y se eliminó la Ley Sindical Campesina. También, se eliminó el financiamiento sindical para Federaciones y Confederaciones; se eliminó el FEES, se torturó y se hizo desaparecer a muchos campesinos. Por ello, se puede afirmar que la reforma  agraria fue un proceso inconcluso.

 Como consecuencia de la falta de  apoyo de parte de la dictadura, muchos campesinos, se vieron forzados a vender las tierras que habían logrado por la Reforma Agraria.

Hoy son pocos los campesinos y las campesinas que conservan sus tierras, pero esos pocos parceleros y pequeños propietarios tradicionales, y campesinos de pueblos originarios, son los que abastecen a los habitantes de Chile, con sus productos de cultivos tradicionales, y hortalizas, aportando casi el 40% de este tipo de productos al país.

Por lo expuesto, es de toda justicia que se haya instituido el día 28 de Julio, como el día del Campesino, porque fue el día en que el campesinado se puso de pie, miró de frente y se sintió otra persona.

Si la Reforma Agraria fue para corregir las injusticias sociales, hoy después de 49 años ¿Cuál es la situación de los campesinos y las campesinas? La verdad es que seguimos con grandes niveles de desigualdad social y económica, lo que se refleja en el nivel de los ingresos, al igual que en el siglo XIX y gran parte del siglo XX, unos pocos tienen mucho y muchos tenemos muy poco, miles de campesinos y campesinas, no obtienen un salario ético, como lo ha definido la Iglesia Católica, que debiera ser actualmente de $ 400.000.-

La desigualdad económica, el gobierno la ha tratado de equilibrar en una parte, mediante reformas legales, que van en beneficio de todos los chilenos. Sin embargo, los empresarios han cerrado filas oponiéndose  a éstas,  con el objetivo que no se afecten sus intereses.  Primero se opusieron  a la Reforma Tributaria, después a la Reforma Laboral, y ahora último, a la Reforma Educacional.  Respecto a la Tributaria, el objetivo de ésta, a nuestro juicio,  es lograr disminuir la brecha de  la desigualdad, gravando a los que tienen más, de manera tal que de los bienes  que producen los empresarios, descontados los gastos para producir, paguen un poco más de impuestos al fisco, para financiar los programas estatales que van en beneficio de la sociedad toda.  Hay que tener presente que en Chile se pagan los menores impuestos, si se compara con lo que se paga en impuestos en los países que integran la OCDE.

Respecto a la reforma laboral, los empresarios se han opuesto en forma injusta, porque lo que persigue la reforma, según nuestro entender, es lograr un mayor equilibrio en las relaciones laborales, de manera que estas descansen en un clima de confianza, lo que se logra a través del dialogo. La titularidad sindical no tiene por objetivo obligar a que los trabajadores se organicen, sino que el objetivo es que en la empresa donde exista sindicato, no puedan negociar grupos negociadores, además, de que  lo que se logra por el sindicato, no se extienda a los trabajadores que no están organizados, ello es de toda justicia, por cuanto constituye una práctica desleal el hecho que se extiendan los beneficios a los que no quieren ser parte del sindicato. Por ello, apoyamos que por la vía de  un veto presidencial, se someta nuevamente a una discusión legislativa un proyecto de ley que permita negociar y acordar condiciones laborales mejores y más justas. Respecto al reemplazo de trabajadores en huelga, es de toda justicia que se elimine esa facultad del empleador, porque los trabajadores no negocian teniendo como objetivo la huelga, sino que se negocia colectivamente para lograr un acuerdo en las condiciones de trabajo, remuneraciones y beneficios, entre las partes, por la vía del diálogo. Si no hay acuerdo, la última instancia es la huelga, y para que ésta cumpla su objetivo, no debe existir el reemplazo.

Respecto a la Educación, también se han expresado opiniones empresariales en contra de este proyecto, por el hecho de que se destinarán muchos recursos económicos del fisco para lograr la gratuidad educacional. Sobre el particular, nos permitimos expresar que la educación es un derecho y debe proveerla el estado en forma gratuita a todos los estudiantes, lo que beneficiará a miles de hijos de campesinos, quienes podrán acceder a la educación superior o universitaria. Por ello, celebramos el proyecto ingresado al parlamento por el gobierno, ya que va en la dirección correcta y no se debe echar pie atrás. Sabemos y estamos conscientes que la gratuidad debe seguir un proceso gradual para que todos tengan acceso a la educación gratuita, lo que está en sintonía con los recursos del estado, pero ya se inició el proceso y en un plazo prudente, estimamos se logrará para todos.

Usted señora Presidenta prometió modificar el Código de Aguas durante su gobierno, promesa que ha cumplido, ingresando al parlamento el proyecto pertinente, lo que si debemos decir, es que si bien se reconoce que las aguas son un  bien nacional de uso público, en sus diversos estados, en el fondo se mantiene el derecho a obtener concesiones de su uso, con la salvedad de que la concesión será  de carácter temporal y que no puede ser objeto de transferencia, ni de transmisión. Lo que queremos es que  ningún campesino/a de la agricultura familiar campesina, quede sin  concesiones de uso del derecho de aguas para regar sus tierras, más aún, los pueblos originarios que han usado y gozado desde tiempos inmemoriales de aguas para sus tierras. En esta misma línea, consideramos positivo que se estén llevando adelante programas de creación de embalses, y los programas de bonificación para obras de riego dirigidos a pequeños agricultores. Po ello, celebramos el convenio Indap-Gore, que versa sobre “Rehabilitación Tranques Reforma Agraria”. En efecto, El programa “Transferencia Tecnológica Para Obras de Riego”, es un convenio de transferencia de recursos entre el Gobierno Regional de Valparaíso, GORE e INDAP, que desde el 2014 a la fecha ha permitido la ejecución de 46 obras de riego que benefician a más de 780 familias campesinas de la región de Valparaíso. Además, la rehabilitación y construcción de 28 tranques, en su mayoría embalses que datan de la Reforma Agraria, beneficiando a más de 600 productores de la agricultura familiar campesina. 

 

También se prometió salvaguardar la soberanía alimentaria, protegiendo las semillas tradicionales, lo que también se ha cumplido por su gobierno, sin embargo, estimamos que la Ley de Obtentores Vegetales, no resguarda adecuadamente, las semillas originarias, pedimos una protección más nítida de estas variedades.

Nuestro sector silvoagropecuario, silvícola y pesca, según datos del Ministerio de Agricultura, representa un 4% del PIB nacional, por tal importancia, usted propuso en el programa que “Se requiere potenciar nuestros recursos humanos y romper con el crecimiento desigual y excluyente que se observa en algunos sectores”. Para ello, se invertiría en capital humano, investigación y transferencia e innovación.  En esta parte, nos parece que existen deudas, toda vez que no se ha invertido lo suficiente en la agricultura campesina, en capital humano, transferencia e innovación.  El estado debiera poner más énfasis en estos aspectos.

Asimismo, se propuso en el programa de gobierno, potenciar la asociatividad campesina y las cooperativas. En esta parte del programa  nos permitimos exponer que se ha avanzado, sin embargo, estimamos que no  se ha potenciado en la forma que los campesino/as, esperábamos. El único organismo del estado que se ha abocado a potenciar a las organizaciones campesinas, es el INDAP. Por ello, señora Presidenta, respetuosamente le solicitamos, que el Programa de Gestión y Soporte Organizacional (PROGYSO), que dispone el INDAP, para apoyar a las organizaciones campesinas y pueblos originarios, usted lo transforme en un programa permanente. Además, que se incremente el presupuesto anual que se dispone para este fin.

Así mismo, dado que el campo se está quedando viejo, demandamos al Estado la urgencia de políticas públicas con su correspondiente instrumento que asegure la permanencia de las y los jóvenes en el ámbito rural (acceso a la tierra, educación y salud).

De la misma manera, necesitamos un apoyo más decidido de parte del estado para apoyar a las cooperativas campesinas, en particular que éstas y las demás organizaciones que tienen en sus filas a pequeños productores agrícolas, puedan tener acceso a la ejecución de transferencia tecnológica. En este mismo orden de ideas, estimamos pertinente solicitarle  que se estudie la creación de un fondo financiero destinado a las cooperativas, que permita que éstas tengan un rápido acceso a créditos.

Un problema que afecta a los campesinos y sus organizaciones, es el de la comercialización de sus productos, para ello, se hace necesario contar con un programa de comercialización que incluya bodegas de acopio y guarda, que facilite por una parte tener asegurada la comercialización por volúmenes, y guardar cuando exista sobre stock, para vender en mejores condiciones. Lo ideal sería contar con una ley de compras públicas, como la tienen, por ejemplo, en Brasil, Ecuador, Nicaragua, Bolivia.

En esta línea de materias, es que consideramos de importancia que el gobierno estudie y proponga un proyecto de ley  de Desarrollo Rural, orientado al desarrollo  de la agricultura familiar campesina, teniendo presente para ello que se trata de pequeñas propiedades o minifundios, y tierras de propiedad de los pueblos originarios, quienes poseen limitadas extensiones de tierra, expuestos a los vaivenes de la naturaleza, con condiciones en las que muchas veces pierden parte o el total de la producción, quedando sin capital o endeudados.

Hoy por cierto el país no es el mismo, la agricultura se ha modernizado teniendo un sector productor, exportador, muy desarrollado, muy dinámico y eficiente, con mucho apoyo estatal. Pero esta modernización, el crecimiento y desarrollo en la agricultura, no va de la mano de un mayor equilibrio en el desarrollo de quienes trabajan para el sector exportador, a la sazón, trabajan más de 500.000, trabajadores/as temporeros, y unos 80.000, trabajadores permanentes, a quienes, en una inmensa proporción, se les siguen pagando salarios miserables, y muchas veces, con incumplimiento en el pago de cotizaciones previsionales.

Por lo expuesto en esta parte, es que insistimos en el pronto envío al parlamento del proyecto de ley “Estatuto del Temporero y la Temporera”, el que fue anunciado por usted señora presidenta, en el acto de conmemoración del día del campesino del año pasado. Es urgente contar con esa ley que regule de mejor forma las relaciones laborales de este sector,

Respecto a las pensiones de vejez, nos preocupa el bajo monto de éstas, que perciben los jubilados, quienes, después de toda una vida de trabajo, obtienen pensiones que no les alcanza para vivir dignamente. Consideramos, que se debe buscar la manera en la que el estado, y los empleadores, aporten parte del financiamiento para que se eleve en el futuro el monto de éstas. Pero, para los que ya están pensionados, el estado debiera  incrementarlas para que los pensionados tengan una vejez digna. Lo expuesto también vale para los campesinos que perciben pensiones de gracia no contributivas, para quienes nos permitimos solicitar se incremente el valor de éstas. Sobre el particular, le hacemos presente, que aún tenemos dirigentes o parceleros excluidos de la asignación de tierras, a quienes se les aplicó el D.L. 208, que no han obtenido pensiones de gracia no contributivas, para quienes solicitamos se les otorgue esta reparación.

Señora presidenta, nos preocupa sobremanera lo que sucede en la Araucanía, estamos ciertos que el pueblo mapuche es un pueblo pacífico, que desea vivir en paz, pero los acontecimientos que están ocurriendo en esa zona, no nos pueden dejar indiferentes, el gobierno debe abocarse a encontrar una justa solución a las demandas del pueblo mapuche. La solución no va por la vía de designar mayor contingente policial a la zona, sino que la solución va por vía del diálogo entre las partes, teniendo presente para ello, lo consagrado en el convenio 169 de la OIT, ratificado por Chile.

Ya finalizando mis palabras, resalto que para nosotros; este acto, simboliza y representa, el punto de inicio de la conmemoración por los cincuenta años de la Reforma Agraria Chilena.

Deseo terminar con un pequeño poema de un campesino, extractado de un texto del INPROA, y que dice:

 

Oh, qué bonito es tener

“Oh, qué bonito es tener

de la tierra un pedacito

y allí tener un ranchito

y sembrar para comer.”

 

“Siendo la tierra la madre

de toda la humanidá

hay gente desheredá

sin un perro que le ladre

y no es por hacer alarde,

es que para mi entender

nuestra tierra debe ser

para hacerla producir

y así con gusto decir:

Oh, qué bonito es tener.”

 

 

                                                                                      Muchas Gracias.








PUBLICACIONES

Nombre de usuario:

Clave de acceso:



Organizaciones
MUCECH

















Confederacion La Voz del Campo

NUEVO SUBSITIO
Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile MUCECH
Av. Portugal 623 Of. 1A, Santiago, Chile   -   Fono: (56-2) 222 65 72   -   Fax: (56-2) 635 15 18   -   E-Mail: mucech@mucech.tie.cl