CUIDEMOS EL AGUA


En los últimos tres años, desde diferentes ámbitos de la vida nacional, se viene demandando al gobierno en forma creciente la aplicación de medidas y el aumento de recursos para enfrentar con más camiones aljibes, alimentos y aviones para bombardear las nubes, a  la emergencia que provoca la escasez hídrica especialmente en las regiones tercera y cuarta.

Los comités de emergencias están operando, en general bien coordinado con los gobiernos regionales, los organismos del agro y los municipios de las comunas más afectadas, proporcionando la entrega de aguas, pastos, alimentos para animales y ayudas a los sectores vulnerables.

Cuando gobierno resolvió recientemente decretar la zona de catástrofe, tanto la prensa como los principales gremios empresariales, parlamentarios, alcaldes y concejales, se mostraron felices, como si con esta medida, se termina el problema de escasez hídrica por este año.

En el marco de las celebraciones del Día Nacional Campesino, el MUCECH a través de sus principales voceros, llamó la atención para que de una vez por todas, los diversos sectores nacionales (públicos y privados) nos sentemos a tratar con seriedad y profundidad este problema en la perspectiva de concordar una estrategia nacional de desarrollo de los recursos hídricos.

Para Orlando Contreras, Vicepresidente del MUCECH y encargado de los problemas hídricos, recuerda que nuestros problemas como país “están inserto en una realidad mundial donde el 97% de este cotizado recurso corresponde al agua salada y solo un 3 por ciento a la dulce, pero subraya que sólo el 1 % esta disponible para los ecosistemas y el consumo humano y de animales. El 2 % restante está congelado en polos y glaciares”

Contreras llama la atención que los datos oficiales de las Naciones Unidas señalan que en la actualidad el 20 por ciento de la población mundial carece del agua y anualmente están muriendo 5 millones de personas por consumir aguas contaminadas.

Al respecto, el también dirigente nacional del MUCECH, Eugenio León, precisa que “debemos asumir la extensión y profundidad de los cambios climáticos que estamos viviendo, agudizados por la intervención humana irresponsable, dado que estos tienen relación con los problemas hídricos que afectan al país y en especial a la zona norte”.

Por otra parte, los especialistas de los recursos hídricos concuerdan en destacar que nuestro territorio, largo y angosto, tiene la fuerza de modificar las características de los ríos que lo atraviesan. Estos cursos suelen ser relativamente cortos, escurren de este a oeste y no son aptos para la navegación. Además, contienen un escaso caudal, pero son torrentosos, lo que posibilita obtener de ellos energía eléctrica.

Los conocimientos prácticos de los campesinos y mineros, concuerdan con los estudios de los especialistas a través de los cuales sostienen que en el norte del país encontramos ríos cuyo régimen de alimentación es nivoso (de o con nieve), además, gran parte de ellos no logran llegar al mar, por lo que esta zona es denominada endorreica”.

Al respecto, Héctor Torres, ingeniero agrónomo del MUCECH, explica que  existen algunas excepciones, como los ríos Lluta y el Loa, que alcanzan el litoral en precarias condiciones. El río Loa posee la hoya hidrográfica más extensa de Chile, alcanzando los 33.570 km² y una longitud de su curso de 440 kilómetros.

Al buscar soluciones debemos partir de los datos que nos proporcionan las  investigaciones desarrolladas por los centros académicos los cuales señalan  que en función del régimen de alimentación se dan cuatro tipos de ríos; que se son: 1) Glacial, 2) Nival, 3) Pluvial, y 4)  Mixtos.

Los glaciales son los ríos que se nutren de los deshielos o glaciares y que presentan importantes crecidas entre la primavera y el verano, cuando se producen el derretimiento por efecto de la radiación solar. Mientras los Nivales dependen de la cantidad de nieve acumulada durante el invierno. Por esta razón su caudal varía de un año a otro. La tercera categoría, los  Pluviales son los ríos que se nutren principalmente de las lluvias. Y los Mixtos tienen su origen en la combinación de dos regímenes.

Al respecto, el agro climatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, advirtió en marzo pasado con una abundante fundamentación técnica que “Hoy nuestro país esta sufriendo los efectos más fuertes del cambio climático: la sequía, un tema que nos seguirá afectando por muchos años más”.

“En 1998 Chile tuvo una de las sequías más intensas de su historia, y ese año se hizo este comentado bombardeo de nubes, pero no tuvo resultados positivos. ¿Por qué?, el experto señala que para que esta técnica tenga los resultado esperados se deben dar condiciones especiales en la nubes que serán atacadas, efecto que en esta condición no se da, por la corriente de La Niña, por lo que no tendría efecto alguno”, acoto Patricio González.

Y el profesional de la Universidad de Talco concluyo sus observaciones precisando “El tema de fondo, es la falta de una política de Estado para enfrentar el tema del cambio climático y así conseguir una solución definitiva, que nos tendría con mayor tranquilidad respecto de ese problema.

En este escenario, donde hay conocimientos acumulados sistemáticamente de los últimos 100 años, es posible concordar con seriedad y responsabilidad una estrategia nacional destinada a cuidar los recursos que tenemos y a emplearlos con sensatez y evitar la contaminación y el despilfarro, y paralelamente a ellos otros conocimientos que vienen desde los pueblos originarios.

El país cuenta con profesionales altamente especializados, con buenas escuelas de agronomía junto a ingenieros especializados en hidráulica como así mismo  de importantes núcleos empresariales y de campesinos conocedores del tema, para trabajar no para una emergencia, sino para elaborar un plan nacional de riego, mediante el cual se pueda ordenar al conjunto del país.

Esta plan debe permitir tener una visión amplia y compartida para darle un tratamiento adecuado y certero a las aguas servidas, como aprovechar y no perder las aguas lluvias que inundan nuestras ciudades cada vez que llueve, como mejorar la calidad de los canales y tranques, y como utilizar la camanchaca del norte para captar aguas.

Esta estrategia nacional de desarrollo de los recursos hídricos que ordenara la utilización y evitara la contaminación irresponsable del agua, deberá contemplar un importante actividad pedagógica para educar en los medios urbanos y lograr un alto grado de conciencia ciudadana para asumir la responsabilidad de evitar en las casas tener llaves y cañerías en malas condiciones, y que se pierda agua por grifos en malas condiciones.

La escasez hídrica es una tarea nacional donde todos los sectores públicos y privados tenemos un  lugar y una responsabilidad si queremos desastres que después será tarde para lamentar y buscar culpables.

Por Eduardo Henríquez P.      Periodista    -  lalohenriquez@yahoo.es








PUBLICACIONES

Nombre de usuario:

Clave de acceso:



Organizaciones
MUCECH

















Confederacion La Voz del Campo

NUEVO SUBSITIO
Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile MUCECH
Av. Portugal 623 Of. 1A, Santiago, Chile   -   Fono: (56-2) 222 65 72   -   Fax: (56-2) 635 15 18   -   E-Mail: mucech@mucech.tie.cl